DIGITAL TWIN PARA TRANSFORMAR LA GESTIÓN DE LOS RESIDUOS

DIGITAL TWIN PARA TRANSFORMAR LA GESTIÓN DE LOS RESIDUOS

El sector de la gestión y tratamiento de residuos está sufriendo una evolución natural en el que la innovación y las nuevas tecnologías están teniendo un papel fundamental.

La recuperación de materiales presentes en los residuos que se lleva a cabo en las plantas de selección y tratamiento de residuos es fundamental para consolidar el modelo de Economía Circular y es necesario que los procesos se transformen, ya sea para maximizar la recuperación de materiales, así como garantizar la calidad de los materiales recuperados.

El cambio de paradigma en la industria hace imprescindible que superemos las barreras tradicionales entorno a la gestión y recuperación de materiales y nos adentremos de lleno en la industria 4.0, que nos permitirá transformar las plantas de tratamiento en garantes de una efectiva economía circular, así como mejorar y optimizar sus procesos operativos y de mantenimiento.

El Gemelo Digital se presenta como una oportunidad única para reinventar la gestión y tratamiento de los residuos.

El Gemelo Digital es una representación fiel de un activo físico, a nivel de datos y geometría, que incorpora los datos del comportamiento real del activo a partir de la información de sensores y diferentes bases de datos de operación y mantenimiento, capaz de integrar y digitalizar así toda la cadena de valor.

Esta perfecta copia digital permite realizar simulaciones, pruebas y optimizaciones en un entorno completamente virtual y, por lo tanto, permite una gestión más eficaz de dichos activos.

Para ello nuestro proceso de creación del Gemelo Digital del activo y sus procesos se compone de los siguientes elementos:

  • Modelizamos el activo, desde el edificio, las instalaciones y los equipos.
  • Vinculamos la información procedente de las herramientas existentes de operación, mantenimiento y seguridad.
  • Le incorporamos las señales de las operaciones directamente desde la sensorización existente in-situ, o bien instalamos nuevos sensores (IOT).
  • Todo ello lo integramos en una plataforma DTwin ubicada en cloud, con acceso web colaborativo, como gestora de la información y construimos los cuadros de mando y alertas que facilitan la interpretación de dichos datos.

Algunos de los beneficios que obtenemos con la construcción del Gemelo Digital para la gestión y tratamiento de los residuos son los siguientes:

  • Interoperabilidad de los datos con su geometría (georreferenciando todos los datos)
  • Digitalización de todos los procesos y, por tanto, integridad de toda la información del activo, desde diseño y construcción, hasta operación.
  • Disponer de datos reales con los que crear cuadros de mando y alertas para la toma de decisiones, además de implementar algoritmos de AI para simulación y predicción.
  • Disponer de modelos del activo en realidad virtual y realidad aumentada, bien para divulgación, así como para formación en operación y seguridad.
  • Reducción de los costes de operación y, por lo tanto, mejora del Ebitda.
  • Seguimiento de los procesos a tiempo real y acceso remoto para una mejor identificación y resolución de incidencias.

Caso real: El proyecto Metgrow+ para el desarrollo de nuevas tecnologías en la valorización de metales de baja ley.

El proyecto europeo Metgrow+ se enmarca en el programa de investigación y desarrollo Horizon 2020, financiado por la Unión Europea y tiene por objeto desarrollar nuevas herramientas y tecnologías metalúrgicas innovadoras que permitan diseños flexibles, rentables y sostenibles en la valorización de metales de baja ley tanto de fuentes primarias como en recursos secundarios.

Para tal efecto hemos creado el Digital Twin soportado en la metodología BIM (Building Information Modeling) que permite estudiar el CAPEX (gasto capital) y OPEX (gasto operativo) de los procesos de tratamiento de los materiales para determinar su viabilidad y la forma de optimizarlos.

Esto nos permite realizar simulaciones y estudiar diferentes escenarios para analizar la viabilidad de las distintas técnicas de valorización de la matriz residual final en materiales de la construcción, ya sea para producir cemento o polímeros inorgánicos para ser usados como aislamiento térmico.

Digitalizar y sensorizar los activos, automatizar los procesos y analizar los datos obtenidos en tiempo real son los pilares imprescindibles para adaptar las plantas a las necesidades y retos que nos plantea este nuevo contexto.